Operación happysight

Hace unos días aterricé en la T4 de Barajas, después de asistir a un seminario muy intenso sobre métodos avanzados de estimación de  modelos gravitatorios sobre comercio internacional.

Mi mente necesitaba un descanso después de tanta profundidad estadística, y fui a uno de las innumerables tiendas de Relay que pueblan Barajas (prensa, revistas, chucherías e incluso figuritas de porcelana con forma de bailaora flamenca) en busca del último Hola.

Cuál fue mi sorpresa cuando vi que no había Holas, ni Semanas, ni 10 Minutos, ni tampoco el Financial Times (no era exactamente lo que buscaba, pero bueno…), ni novelas de Clive Cussler, J. Archer o Ken Follet. Los empleados corrían de aquí para allá rellenando las estanterías con ejemplares de El Capital, de Marx, la Filosofía del derecho de Hegel, las Obras Completas de Engels y Feuerbach (en edición de bolsillo de Planeta) y una antología de los principales discursos de Mao Tse Tung. Pregunté si no tenían algo más ligero, y me señalaron Le Capital au XXIe siècle de Piketty y una recopilación de artículos para el NY Times de Krugman. Tampoco eso me convenció. Seguí buscando, pero lo más liviano que encontré fue algún ejemplar del periódico de moda en Bolivia,  La gaceta del pueblo explotado, y unos números atrasados de Interviú de la época en que reinaba Zapatero.

No entendía nada. Afortunadamente, mientras esperaba las maletas me encontré con Antonio Burgos, tan bien informado como siempre, que me resolvió el enigma. Esta fue nuestra conversación

-Son los preparativos de la operación Happy Sight, Blanca, parece mentira que no lo sepas.

  • ¿Perdón?

-Sí, mujer, lo de Vistalegre. Las cancillerías diplomáticas de medio mundo acreditadas en Madrid echan humo con este asunto, han alertado a sus respectivos Ministerios de la importancia de esta reunión, y todos preparan delegaciones (más o menos clandestinas o conspicuas, según su ideología) para no perderse nada del duelo Iglesias-Errejón. El dueño de Relay, un lince para el marketing, hace lo que debe: adecúa el contenido de sus tiendas al perfil de sus futuros clientes.

Me quedé patidifusa ante esta información, pero decidida a completarla todo lo posible. He estado realizando pesquisas y echando mano de mi agenda de contactos, y he podido recopilar algún dato más.

Los más preocupados por el asunto, como podía esperarse, son los norteamericanos, hasta el punto de que es el único punto del traspaso de poderes en el que Trump y Obama están de acuerdo. Han creado una comisión multinivel y bipartidista, en la que también está la CIA y el FBI, con objeto de establecer la estrategia a seguir. Finalmente se ha optado por mandar a Obama disfrazado de Dalai Lama, aprovechando el color tostado de su piel y su escaso cabello. Obama es presumido, como todos sabemos, y no le apetecía envolverse en una especie de toalla;  al final ha podido más su patriotismo que su coquetería y ha accedido. Eso sí, con una condición sine qua non: si él va, Trump, tiene que mandar a alguien muy relevante para el Presidente, que asegure que un comendo de los SEALs intervendrá en tiempo record para rescatar a los ciudadanos norteamericanos si vienen mal dadas. En este caso nada de daños colaterales o activos prescindibles. ¿Y quién mejor que Melania Trump, que como buena eslovena chapurrea el ruso? La Primera Dama lleva varias semanas haciéndose tatuajes y colgándose calaveras de cuellos y orejas  con objeto de parecer una eslava exótica y atractiva con un punto gótico. Su misión consiste, ni más ni menos, en seducir a Pablo Iglesias (recordemos que Tania Sanchez era rubia, por lo que ese es un punto a su favor) o, en su defecto, a Errejón. Por supuesto, ni medio modelito de Ralph Lauren. Ropa de mercadillo y a correr.

En paralelo, miembros de los comités de admisión de Harvard y otras universidades de la Ivy League acudirán con la intención de ofrecer una beca al niño de Bescansa para estudiar Políticas en sus respectivos centros. Esperan, en el proceso, extraer valiosa información a su madre.  Si esta táctica falla lo intentarán con Errejón, pero bajo ningún concepto lo contratarán como becario, visto lo visto.

Putin ha enviado una delegación integrada por los mejores proveedores de vodka de la Federación Rusa. Van a ofrecer chupitos gratis de este licor mezclado con metanfetamina de gran pureza a los asistentes a la reunión, circunstancia que luego aprovecharán antiguos agentes de la KGB, con amplia experiencia en interrogatorios, para extraer la mayor información posible de aquellos asamblearios que estén un poco achispados y/o colocados.

Reino Unido manda al Príncipe Harry, irreconocible tras una espesa barba de leñador, gafas de culo de vaso, gorra de béisbol y pantalones de camuflaje. También va su novia, Meghan Markle, pero como ella ya es un poco macarra no necesita modificar su atuendo.  Por si  la sangre azul Windsor se transparenta bajo la gorra de béisbol, los siempre precavidos británicos han ideado un plan B: Boris Johnson y Theresa May acudirán vestidos de John Lennon y Yoko Ono, respectivamente, en una furgoneta con flores pintadas en tres dimensiones y tarareando la canción Imagine.

Holanda, también hondamente preocupada, ha optado asimismo por una delegación del máximo nivel. Y puesto que hablamos de máximo, nada mejor que Máxima, eso sí, disfrazada de M. Teresa Campos con peluca ad hoc. El Rey Guillermo intentará hacerse pasar por Bigote Arrocet, ataviado con pantalones de cuadro e inmenso bigote.

Alemania ha optado por enviar a Karl Lagerfeld, por aquello de las coletas, y porque el diseñador de la Maison Chanel prepara para esta primavera una colección crucero estilo grunge; el torpe aliño indumentario de Iglesias le servirá de inspiración inmejorable.

Los italianos no dan puntada sin hilo, y serían capaces de vender a su madre. Por eso han elegido como representante al famoso ortodoncista Mario Dentidine, experto mundial en brackets invisibles. El plan es regalarlos a Iglesias a cambio de información.

Hasta el momento, el tema más espinoso, nunca mejor dicho, es la aproximación a Espinar (nombre en clave Thorny). Finalmente se ha dejado esta tarea a antiguos miembros de los cárteles de Medellín y Tijuana, ahora confidentes de la policía. Vestirán guayabera e intentarán convencer al diputado de la asamblea madrileña para que contrate unas tarjetas de crédito que no dejan rastro. Veremos si lo consiguen.   hanMarkle ghan Markle

Hasta aquí los detalles que hemos podido obtener de diferentes fuentes bien contrastadas. No obstante, seguiremos informando: la conjunción planetaria (Pajín dixit) en Vistalegre será de tal magnitud que merece toda nuestra atención en los días venideros.

Advertisements