¿Quien fue Rafael Termes?

Rafael Termes fue una figura destacada de la historia reciente de España en el ámbito económico, académico y empresarial. Así lo atestigua su inclusión en el  Diccionario Biográfico Español  de la Real Academia de la Historia.

La versión on line del diccionario, presentada la semana pasada por los Reyes, está ya disponible. Por lo tanto, puede consultarse la biografía de Rafael Termes que, a sugerencia de los coordinadores del Diccionario (y pese a haber personas mucho más idóneas que yo para esta tarea), preparé hace unos años.

Tuve la gran suerte de conocer personalmente a Termes, de escucharle en numerosas conferencias, de conversar con él y de entrevistarle en 2002.

Rafael Termes

Banquero, gestor, directivo, impulsor y profesor del IESE, pensador, escritor original y prolífico,  humanista, montañero infatigable, catalán y español, buen conversador y gran amigo de sus amigos… Muy trabajador, supo exprimir hasta el último minuto de su tiempo en actividades que le enriquecieron a él, su círculo de amigos y conocidos y su particular contexto histórico. Es la única persona que me he encontrado que, a su felicitación de Navidad, añadía grapado uno de sus últimos artículos, para que – imagino-  el destinatario lo leyera al calor de la chimenea mientras degustaba turrón y champán.

Conocía muy bien el negocio bancario que, según él, consistía en conceder buenos préstamos. Tan sencillo y tan complejo como esto. Justo lo contrario de lo que se vivió en España en los años de la burbuja financiera. “Un banco es aburrido, y si no es aburrido ya no es un banco”, sintetizaba con su clásico pragmatismo.

Cuando yo era una profesora e investigadora novata, con la inconsciencia de la juventud, tuve la osadía de acudir a él. Todavía no lo conocía personalmente. Yo estaba investigando la conexión entre mercados financieros y crecimiento en la España de la segunda mitad del s. XX. Le pregunté si podía ayudarme a diseñar un indicador ad hoc para captar la eficiencia financiera. No sólo no ignoró mi consulta (hubiera sido lo lógico) sino que me recibió, me escuchó, llamó a un grupo de sus colaboradores y entre todos me explicaron cómo elaborar esa variable (que, por cierto, resultó determinante para explicar el crecimiento de la renta per capita en España en los años objeto de estudio).

A su notable valía profesional y humana unía una enorme cercanía. Un grupo de sus alumnos del IESE nos reunimos con él a tomar algo pocos meses antes de su muerte (ocurrida el 25 de agosto de 2005).

Recuerdo que le preguntamos:

“Su vida ha sido plena, variada, interesante, llena de achievements: CEO del Banco Popular, Creador y Presidente de la AEB, impulsor y Director del IESE, miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Doctor Honoris Causa de la Universidad Francisco Marroquín… ¿cuál de estos logros le ha llenado más?”

Y respondió, con gran sencillez:

“El logro principal de mi vida ha sido tener muchos amigos”.

Como reflejó en sus numerosos escritos, Rafael Termes fue un profundo conocedor del funcionamiento de la economía. Su discurso de entrada en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, “Antropología del Capitalismo”, es todo un referente para quien quiera profundizar en la relación entre persona y mercados.  Siempre a favor de la libertad económica, la iniciativa empresarial y el emprendimiento, fue contrario al intervencionismo estatal, la ineficiencia y el clientelismo.

Fue una figura imprescindible para entender el despegue económico de España en la década de 1960. Y fue uno de mis más sabios y queridos maestros.

 

 

Galería | Esta entrada fue publicada en cultura, economía, Empresa, Universidad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario